Invizimals:Pokemons en la vida real?

19 11 2009

Mucho se venía especulando por los foros  acerca de lo que Novarama, estudio afincado en la ciudad olímpica que ha acogido como hijo a Andrés Iniesta, estaba preparando. Se especulaba que era un producto que iba a ser directamente publicado por Sony y así ha sido.

Se trata de ‘Invizimals‘, una especie de juego de lucha, uno contra otro, que será exclusivo de PSP y que utilizará la cámara de fotos que se le puede acoplar para mostrarnos a los diferentes bichos integrados en el mundo real.

Sí, es complicado de entender pero cuando veáis el vídeo veréis que tiene una pinta bastante entretenida. Imaginad a una especie de ‘Pokemon’ pero hipervitaminado en mecánicas de juego e integrado en el mundo real.

Leer el resto de esta entrada »





Avance:Splinter cell conviction

17 11 2009

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La pasada generación Splinter Cell dio una vuelta de tuerca al género de infiltración con su jugabilidad hiperrealista y la inclusión de la iluminación y las sombras como parte fundamental del juego. El último título de la saga, lanzado hace tres años, fue Splinter Cell: Double Agent. En él, el agente Sam Fisher sufría la muerte de su hija. Ahora, y liberado de la organización para la que trabajaba, luchará por su cuenta para averiguar quién fue el culpable de dicha muerte.

La primera aparición oficial de Splinter Cell: Conviction, cuyo subtítulo puede interpretarse como “Condena” o como “Convicción”, fue precisamente en el E3 de hace dos años. Y ya por aquel entonces presentaba a un Sam Fisher totalmente cambiado que tenía pelo largo, barba e indumentaria de viandante y que, dejando de lado sus tareas de espionaje profesional, debía infiltrarse entre multitudes de gente a plena luz del día y escabullirse de las fuerzas de seguridad.

El juego debió salir aquel mismo año (2007) o a mucho tardar a comienzos del siguiente. Sin embargo, desapareció y no se supo nada más de él hasta el momento, con la excepción de algunos rumores que contaban que el título estaba siendo rediseñado.

Y así ha sido, estamos ante un nuevo Splinter Cell que se ocupa de reinventar la saga incorporando algunas ideas de las vistas en aquella versión previa de hace dos años pero con más puntos de conexión con el espíritu original de la saga. Lo primero que llama la atención es el nuevo aspecto de Sam Fisher, su pelo vuelve a ser corto, aunque no rapado como en otras ocasiones, y el volumen de la barba ha disminuido considerablemente.

Otra de las características que han querido recuperar es la oscuridad como la mayor aliada de Fisher. Pero esta vez no se limitará a ocultarse y a esperar en las sombras o a sorprender a algún guardia por la espalda, sino que desde posiciones imperceptibles pasará a atacar como un vendaval a todo enemigo que se encuentre.

En Splinter Cell: Conviction la acción será un elemento predominante, más que en cualquier otra entrega. Una de las novedades más llamativas al respecto se llama “Marcar y ejecutar”. Antes de entrar en una determinada estancia podremos visualizar que enemigos hay en ella, ya sea asomándonos por detrás de la pared u observando el reflejo de un espejo roto que podremos pasar por debajo de las puertas.

Una vez hecho esto tendremos que marcar nuestros objetivos y, dependiendo de la posición en la que se encuentre Fisher y el arma que lleve, unos círculos que pasarán de color blanco a rojo nos indicarán las posibilidades que hay de que cada uno de esos objetivos sea alcanzado.Cuando estemos listos podremos ejecutar las marcaciones y Sam se ocupará de llevar a cabo las acciones seleccionadas.

Además, no sólo se podrán marcar personas, sino también objetos. De modo que tal y como se ha visto en la demo presentada en el evento podremos disparar a lamparas que cuelguen del techo para que en su caída acaben con los enemigos que se encuentren debajo. También podremos marcar elementos explosivos, luces o trampas activables.

El número de objetivos marcables y la posibilidad de alcanzarlos vendrán dados como decimos por el arma que estemos empuñando. Por un lado,una ametralladora nos permitirá marcar más enemigos de una tacada que una pistola. Por otro, a corto alcance un escopeta será la herramienta con más posibilidades de acertar un tiro.

El orden en que Sam ejecute las acciones también vendrá dado por el arma, las posibilidades de daño y las reacciones de los enemigos. Si, como decíamos, marcamos una lámpara y a los hombres que se encuentren debajo Sam descolgará primero la lámpara y luego se encargará de los enemigos que hayan quedado vivos.

A pesar de lo que algunos puedan temer este aumento de acción no limitará la libertad del jugador. Las misiones podrán ser terminadas sin ser detectado y evitando algunas muertes, aunque parece que será imprescindible acabar con las vidas de unos cuantos.

Un buen ejemplo de variabilidad lo encontraremos cuando Sam Fisher tenga que infiltrarse en la mansión mostrada en la demo, podrá hacerlo colándose por las ventanas de la fachada o haciendo sonar las alarmas de los coches cercanos para que los guardias abandonen momentáneamente sus posiciones y poder entrar así por la puerta.

El nuevo carácter aniquilador de Sam Fisher está clara y reconocidamente inspirado en los personajes de Jack Bauer de la teleserie 24 y Jason Bourne de la trilogía de películas que lleva su nombre. Y además, también se han fijado en un espía mucho más clásico como James Bond. En palabras de los desarrolladores del juego Sam Fisher es el mejor espía del mundo y por tanto debe ser capaz de hacer lo mismo que cualquier otro.

El uso de estos tres espías de ficción como fuente de inspiración y algunos otros aspectos como la habilidad de marcar y ejecutar hacen que el juego se asemeje a otro título igualmente interesante y que también saldrá a finales de año pero que pertenece a un género totalmente distinto, nos referimos al RPG de Obsidian Entertainment llamado Alpha Protocol.

Las semejanzas entre Sam Fisher y los personajes mencionados anteriormente las encontraremos también en otros aspectos. Al igual que Jason Bourne, Sam ya no pertenece a su antigua agencia (en este caso Thrid Echelon), es un fugado y trabaja por su cuenta. La diferencia radica en que Fisher no luchará por recuperar su memoria, él sabe lo que ha ocurrido y hará todo lo posible para encontrar a los responsables de la muerte de su hija.

Y aquí comienzan las similitudes con Jack Bauer. Sam Fisher es ahora un cazador letal de tácticas brutales y despiadadas que no durará en poner al límite a cualquiera con tal de conseguir lo que se propone. Un buen ejemplo de esto es el espectacular interrogatorio que realiza Sam dentro de un baño agrediendo a sus potenciales confidentes contra puertas, espejos y lavabos. Y aunque en principio estos interrogatorios puedan parecer simples escenas para contar la historia lo cierto es que son plenamente jugables.

Ubisoft quiere que el dinamismo general del juego provenga de todos los aspectos del mismo y por tanto las secuencias no interactivas han quedado reducidas al mínimo y la mayor parte de elementos narrativos están integrados en tiempo real. De esta forma encontraremos vídeos proyectados en los escenarios del propio juego y que visualizaremos mientras nos encaminamos hacia la siguiente misión o estando incluso en medio de ella.

Del mismo modo también veremos proyectados en fachadas o suelos los objetivos que tenemos que cumplir mediante unos rótulos de gran tamaño. Leído así, estos elementos narrativos y de la interfaz que se introducen directamente dentro del propio juego podría resultar forzados, pero lo cierto es que parecen encajar perfectamente y resultan tan elegantes como llamativos.

Otro aspecto interesante es el llamado “Última Posición Conocida”, cuando estemos ocultos los enemigos comenzarán a buscarnos dónde nos hayan visto por última vez y nosotros podremos usar esto en su contra. Por ejemplo, podremos dejarnos ver en un lugar que nos resulte estratégicamente favorable, atraer a los enemigos hasta allí y dejarles trampas o atacarles con granadas desde una posición asegurada. Pero deberemos tener cuidado con los enemigos más inteligentes, ya que estos revisarán incluso las tuberías y las partes exteriores de las ventanas sobre las que podríamos estar colgados.

Gráficamente Splinter Cell: Conviction promete ser tan espectacular como el resto de juegos importantes desarrollados por el estudio Montrealés de Ubisoft (Assassin’s Creed y Far Cry 2 entre otros) y además de la iluminación y los vídeos integrados parece destacar el efecto que desaturiza el color de la imagen y oscurece las esquinas de la pantalla cuando Sam Fisher se encuentra oculto.